VIOLACIONES DE TODO TAMAÑO – MÁS LEÑA PARA ESA HOGUERA | Columna de opinión de «El Gato» Briceño

Feb 18, 2024 | Opinión José El Gato Briceño | 0 Comentarios

José «El Gato» Briceño. Exiliado venezolano

 

José «El Gato» Briceño. Exiliado venezolano. Exgobernador del Estado Monagas. Desde Madrid, España.

Al régimen usurpador narcocastrochavista que desgobierna mi país, lo caracteriza el atrevimiento en todas sus acepciones negativas, son insolentes, descarados, desvergonzados por decir lo menos, con una prédica típicamente comunistoide en la que charlatanean unos conceptos y valores que son la antítesis de lo que practican, a todo nivel, sin duda son patanes traidores que se apoderaron de nuestras riquezas, implantaron la narcoeconomía como sustento y medio para alianzas terroristas a quienes les han repartido nuestro territorio  y con esto  garantizar que los blinden de intervenciones extranjeras y como foco principal, hacer crecer sus ya descomunales fortunas.

Por esto y todo lo que denuncio semana tras semana, quedo absolutamente convencido de que a estas alturas quienes les crean alguna mínima buena intención o comportamiento democrático, son cómplices de esta maraña criminal que no soltará  ese tesoro por las buenas.

Puede sonar radical mi aseveración respecto a estos tiranos, pero que más  hace falta, hasta cuándo, hasta donde se burlarán de los venezolanos, que para  más  ironías de la vida,  Nicolás Maduro se autocalifica como presidente obrero y «La Fiscal» de Maduro Tarek Williams Saab se autocalifica cómo defensor de los derechos humanos, siendo la realidad que este narcorégimen y sus hienas  son los que más han perseguido a toda persona que reclame derechos, adultos mayores, jóvenes , dirigencia sindical, en la historia venezolana. Esta vil práctica, como sabemos, fue iniciada por el traidor mayor, hoy felizmente difunto y su fiscal de turno, heredada y mejorada en cantidad y voracidad  pues se han prestado para violar los Derechos Humanos en toda la historia.

Coincido plenamente con algunos analistas políticos, en relación a que si el narcorégimen se sintiera super seguro, inderrotable, inderrocable, no estuvieran tan desesperados inventando burdos expedientes, como es el del caso de la desaparición forzada y posterior acusación de delitos inventados a la abogada  Rocío San Miguel y varios miembros de su familia.

Veo con tanta indignación el depravado descaro, cuando esos demonios citan o expresan que actúan apegados a la Constitución Nacional e invito a mis dignos lectores a que lean el artículo 44 para ver si sienten lo mismo que yo siento. Me hago las siguientes preguntas sobre el caso de Rocío San Miguel: ¿ No es violar los DD.HH el impedimento a tener contacto con sus abogados de confianza? ¿ Dónde queda el derecho a la asistencia legal? ¿ Por qué el Ministerio Público no presentó a Rocío ante un tribunal competente en las 48 horas siguientes a su detención como lo impone el marco jurídico y fue varios días después? ¿ Por qué la vergonzosa fiscal Tarek  William Saab no informó que también habían detenido a cinco (5) miembros de la familia  simultáneamente y lo publicó después de varios días? Simplemente este es otro burdo montaje para seguir amedrentando a las voces disidentes.

«La Fiscal» General de la República quiere aparecer muy diligente a los mandatos de sus amos, pero no dice nada de Tarek El Aissami quien dentro de unos días, o sea, el mes de marzo cumple un año del descubrimiento del descomunal robo de los 30.000 millones y todas las fuentes que nos informan coinciden en que el problema que surgió entre El Aissami, Maduro y Diosdado, fue que no les cumplió con el botín convenido, sino que les dió una pequeña parte y tienen esperanzas de recuperarlo, por eso no lo han lanzado a los leones, suponemos que le ofrecieron comisión.

No me cansaré de escribirlo, a esa organización narcocriminal internacional hay que tumbarla de cualquier forma, cuando me refería al inicio a que cualquiera que les crean alguna iniciativa de comportamiento democrático es su cómplice les dejo la última perla de desfachatez narcodelictiva, prueba de que no les importa lo que los organismos internacionales ni nada ni nadie haga o diga y el mejor ejemplo fue lo que sucedió el pasado jueves, cuando este gobierno totalitario expulsó al relator y a los 13 integrantes de la oficina del alto comisionado de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y les dió 72 horas para que abandonaran el país. Simplemente  por realizar su trabajo, reportar el relato de 10 verdades que las sabe el mundo y que transcribiré algunas.

1- Algunas mujeres se ven obligadas a intercambiar sexo por comida.

2- Los niños suelen ir a la escuela sólo cuando se les sirve comida.

3- Debido a la elevada tasa de migración y el colapso del poder adquisitivo de las pensiones, las personas mayores se han vuelto invisibles y abandonadas.

4- La inseguridad alimentaria, la desnutrición y el deterioro de los medios de subsistencia se mencionan como la principal causa de la emigración masiva del país.

Esta radiografía de un país destruído al parecer les indignó a esta sarta de malvivientes que nos tienen secuestrados.

Desde la cárcel del exilio, reflexionando ante tanta deshonra,  vuelvo y pregunto: ¿Que más hace falta para que se entienda que estos bichos sin moral, sin signos de humanidad ni de convivencia democrática, quienes someten a un pueblo al hambre, cosa que se evidencia a simple vista, se hacen los ofendidos para contraatacar a quien los critique o adverse?

No hay opciones que no sean atacarlos, desarmarlos, desfenestrarlos del poder, con las herramientas que sean, más pronto y eficazmente antes de que terminen de desaparecernos como país . Ya suficientemente hemos sufrido, saquemos toda la fuerza y actuemos decididamente, ellos no han tenido compasión de ningún venezolano, ataquemos y fustiguemos sus acciones, cada segundo, con empuje, yo lo hago sin pausa y con lo único que me queda MI PLUMA Y MI PALABRA.

Redes sociales:

Twitter: @josegbricenot 

Instagram: @josegbricenot2

Facebook: @josegbricenot2

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *