12M: La calma antes de la tormenta electoral

Mar 31, 2024 | Opinión Josep Arcas | 0 Comentarios

Con un 25% del año transcurrido hemos visto que el panorama político a nivel peninsular no tiene pinta de ser menos tranquilo que en 2023. Catalunya tendrá los presupuestos prorrogados, igual que en España. Deben de ser costumbres progresistas ya que en mi municipio pasó lo mismo en 2023 cuando gobernaba un tripartito de izquierdas liderado por Esquerra.

El caso es que el president Aragonès, viendo la falta de apoyos parlamentarios, ha optado por convocar elecciones. Unos comicios en los que la sociedad catalana podrá escoger que rumbo debe tomar el país.

Por una parte tenemos a un PSC cuya información publicada por los medios parece no afectar su ascenso en porcentaje de votos. Es como si Salvador Illa acabase de llegar a las filas socialistas y los casos de corrupción en los que presuntamente estaria implicado no vayan con su persona. La “publicidad institucional” hacia los medios invertida por parte de Pedro Sánchez parece haber dado sus frutos.

En segundo lugar vemos a una ERC con una estrategia más enfocada a la comunicación política. En redes se pueden apreciar una inversión fuerte en flyers, videos y un uso partidista de las cuentas oficiales del govern en X i instagram. No ha pasado desapercibido, ente tanta reestructuración del govern, el recién nombramiento de Sergi Cebrià como si del nuevo Goebbels se tratase. Ver para creer.

Y en último lugar pero no menos importante el inacansable Puigdemont cómo candidato a la Generalitat. Junts per Catalunya lo tiene claro por lo que hace a quien debe de recuperar las riendas del país. Cabe destacar un handicap respecto a las otras formaciones que concurrirán de cara al doce de mayo: Su candidato, estando en el exilio, no podrá hacer campaña a pie de calle cómo sí lo podran hacer sus oponentes.

También destacar que esta no es la primera vez que los nacionalistas recurren a la fórmula Puigdemont. Esta vez, con una amnistía en plena tramitación, parece más cerca el regreso del president.

Veremos en unas semanas quien se hace con la sala Tàpies y cuál es el precio que estan dispuestos a pagar.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *